La dentición mixta es un etapa que suele comenzar a los cinco años de edad, aunque puede variar en función de cada niño. Marca el cambio de los dientes de leche a los dientes de su madurez. El cambio de dientes en los niños puede alargarse hasta los 12 años de modo que los dientes de leche dan paso a los dientes definitivos, que ejercen presión desde el interior de la encía.

Durante esta etapa los dientes de leche y los permanentes coinciden, formando lo que conocemos como dentición mixta. Después de este cambio aún quedarán por erupcionar las muelas del juicio, que en general se desarrollan a partir de la mayoría de edad.

Un buen desarrollo de los dientes definitivos es clave para evitar problemas de alineación y mordida. Para conseguirlo, conviene ser cuidadosos en esta etapa.

A continuación verán algunos consejos para tener una sonrisa saludable en el futuro.

Curar las caries para prevenir la caída prematura de dientes de leche

Si necesitas ayuda con alguna emergencia dental de tu pequeño escríbeme aquí.

Es necesario curarlos y mantenerlos en boca el tiempo suficiente hasta la erupción de los permanentes porque permiten al diente en erupción encontrar su sitio correcto dentro de la arcada.

La dentición primaria además de ser importante como unidad masticatoria, mantiene el espacio en el arco para el desarrollo de los dientes permanentes; cualquier daño local podría tender a reducir el perímetro del arco lo cual ocasionaría un efecto adverso en el espacio disponible para la erupción de los dientes permanentes. Esto conduciría a una dentadura desviada.

Prevenir las caries de los molares recién salidos

Molar recién erupcionado con el sellante puesto

Entre 5 y 6 años es la edad cuando los niños ya tienen sus 4 primeros molares permanentes, los cuales son los más propicios a desarrollar caries en el futuro.

Aplicar sellantes de puntos y fisuras es muy efectivo para prevenir caries temprana. Los sellaste se aplican en las superficies oclusales dentarias para prevenir la iniciación de caries y para proveer una barrera física que impida la retención de bacterias y de partículas de alimentos en las fosas y fisuras. 

Prevé mordidas cruzadas a tiempo

A los 6 años ya es posible detectar mordidas cruzadas y otras maloclusiones que pueden (y deben) ser corregidas tempranamente.

También, conviene controlar la retención prolongada de los dientes primarios que constituyen un trastorno en el desarrollo de la dentadura. La interferencia de éstos puede desviar los dientes permanentes en erupción hacia una mala posición. Si las raíces de los dientes primarios no son reabsorbidas adecuada, uniformemente y a tiempo, los sucesores permanentes pueden ser afectados y no saldrán al mismo tiempo que otros en los lados opuestos o pueden ser desplazados a otras posiciones inadecuadas.

En casos específicos el  odontopediatra puede recomendar tomar una radiografía panorámica para ver como saldrán los dientes permanentes y para descartar desórdenes dentarios y de cronología de la muda.

Controla la higiene dental

Estudios clínicos han demostrado que cepillarse los dientes en casa no es suficiente para prevenir la placa bacteriana. “Sin refuerzo profesional, es insuficiente en la prevención de la enfermedad gingival a largo plazo”, dice el estudio. Especialmente en niños, quienes más difícilmente llevan a cabo los protocolos de higiene correctamente, es que se debe aplicar una profilaxis reglamentaria.

Una profilaxis profesional periódica debe ser realizada para:

  • Instruir a los responsables de los niños o adolescentes con la técnica de higiene oral más adecuada dentro del proceso de educación del paciente.
  • Remover placa bacteriana, manchas extrínsecas y cálculos.
  • Pulir las superficies rugosas para minimizar la retención de placa.
  • Facilitar el examen clínico, favoreciendo o el diagnostico de lesiones cariosas activas clínicamente visibles o lesiones subclínicas.
  • Iniciar procesos de adaptación a niños  ante la consulta odontológica.

Aplicar fluor cada 6 meses para prevenir las caries

La dentición mixta es una etapa crucial en el desarrollo bucodental de los niños. Mantener unos buenos cuidados bucodentales con los dientes de los niños será clave para tener una sonrisa sana en el futuro.

Si quieres aprender más sobre cuidados dentales suscríbete a nuestro blog y sonríe!