LÁSER TERAPÉUTICO EN LA PREVENCIÓN Y TERAPIA DE DOLOR

LÁSER TERAPÉUTICO EN LA PREVENCIÓN Y TERAPIA DE DOLOR

Tener dolor después de tratamiento es lo que más asusta.  Cómo será mi postoperatorio? – es la pregunta frecuente al planificar cirugías bucales, o sea la de remoción de molares de juicio, o cualquier otra. Y es una pregunta muy fundamentada porque las complicaciones dolorosas pueden ocurrir aunque se trabaje con la técnica más perfecta, una asepsia excelente y cualquiera que sea la capacidad y el buen juicio del cirujano.

El láser actúa sobre los procesos dolorosos

La luz de láser es una radiación electromagnética en el rango de energía visible o cerca  de lo visible. Los láseres que emiten radiación de baja potencia se denominan láseres blandos, o terapéuticos debido a las reacciones biológicas, bioeléctricas y bioenergéticas que causan a nivel celular.

La aplicación del láser de baja potencia favorece la regeneración de tejidos lesionados activando la cicatrización de las heridas.  Logra hacerlo porque conlleva a la disminución del edema del tejido, líquida la micro trombosis, contribuye a la normalización de la circulación sanguínea lineal y de volumen, aumenta el nivel de oxígeno y de los procesos de intercambio que estimulan la regeneración celular, disminuyendo los fenómenos alternativos, y normalizan el metabolismo.  Todos estos procesos contribullen al efecto anelgésico. La analgesia se produce también al actuar sobre las terminaciones nerviosas, pues la radiación láser provoca la estimulación, lo que mejora la conductividad de los impulsos nerviosos y la disminución de la actividad bioeléctrica del foco doloroso.

Resumiendo, láser posee múltiples ventajas sobre el tejido vivo y nos permite lograr una curación más rápida y la total restitución de los tejidos dañados y al mismo tiempo minimiza molestias para el paciente.

Aplicación de láser blando como la mejor alternativa

Los efectos terapéuticos fundamentales del láser  son: antiinflamatorios, analgésicos, regenerativos. En efecto aceleran cicatrización post-intervenciones quirúrgicas y traumatismos. También encuentran aplicación en otras afecciones bucales como en hipersensibilidad dental, periodontitis, gingivitis, herpes, aftas y otras lesiones en la mucosa.

Últimamente el empleo de láser también estamos aplicando para el tratamiento local de alveolitis, que es la complicación postquirúrgica más frecuente, y creo una de las más dolorosas. Es una complicación local que puede suceder a la extracción de cualquier diente incluyendo la remoción de los molares de juicio.  Se caracteriza por su aparición tardía (2-4 días después del procedimiento), fuerte dolor radiante, difícil de aliviar hasta con el uso de analgésicos potentes.

Su  tratamiento debe ser paliativo buscando aliviar el dolor y fomentar la cicatrización.  Tradicionalmente se usan irrigaciones, curetaje del alveolo, curas locales de sustancias antibióticas y analgésicas que se sustituyen cada dos o tres días. Todo el proceso dura por lo general entre 7 a 14 días. Y se asocia con mucho dolor.

El uso de láser en estos casos resulta ser  método sencillo, indoloro, no invasivo y muy eficiente.  La intensidad de dolor disminuye significativamente desde la primera aplicación de láser.

En DentalConcept  la laseroterapia se volvió tratamiento de elección cuando se presenta alveolitis o cualquier otra complicación dolorosa.  Observamos que la aplicación de láser alivia dolor de forma inmediata, reduce síntomas de inflamación y acelera el proceso de recuperación.  Sin duda es una herramienta poderosa en nuestro esfuerzo por el bien de los pacientes!

Dra. Gosia Zmonarska

En Dental Concept estamos para ayudarte. Si tienes algún tipo consulta o duda sobre estos metodos, puedes escribirnos con gusto te responderemos.

Deja una respuesta