Al contrario de lo que cualquiera pueda pensar,  la SONRISA PERFECTA  no debe de ser idealmente perfecta, sino que debe de reflejar cierta personalidad.   Esto se consigue de acuerdo a la armonía que tiene con tu rostro, tu tono de piel, tu sexo, etc.  Si los dientes fueran totalmente rectos, blancos y parejos, nos enfrentaríamos a una sonrisa artificial.

Teniendo esto en cuenta, crear una sonrisa perfecta incluyendo las pequeñas imperfecciones que siempre existen, es un arte que es posible de conseguir en 6 simples pasos. Aquí te los contamos.

Higiene

Ante todo, hay que comenzar  por una buena profilaxis.  Al eliminar la placa bacteriana, el sarro y las manchas superficiales estamos mejorando mucho la apariencia de los dientes y eliminando el aspecto inflamado de las encías. ¡Este efecto se debe de mantener con un buen cepillado dental! Conoce sobre el correcto método de higiene dental.

Blanqueamiento dental

Este tratamiento reduce el tono amarillo de los dientes causando una mejora inmediata en el aspecto de la sonrisa.  El mejor método para hacerlo es la técnica del consultorio que es rápida, efectiva y no causa sensibilidad.  Necesitas solo una hora de tu tiempo para lograr que tus dientes sean mucho más claros.

Cambio de los empastes y coronas antiguas

Las coronas viejas se notan al sonreír lo cual ¡es algo fatal! Le dan el aspecto descuidado y envejecido a tu sonrisa. Los empastes y coronas antiguas que tengas tienen que cambiarse por unas nuevas sin metal.

Alineamiento estético de los bordes incisales

Este tratamiento se realiza fundamentalmente en incisivos y caninos superiores e inferiores. El alineamiento estético permite modificar ligeramente la longitud y la forma de un diente  mediante una serie de retoques en el borde incisal. Se pueden corregir, por ejemplo, incisivos centrales excesivamente largos o desiguales y caninos demasiado puntiagudos.  Esto ayuda a mejorar el aspecto de los dientes inferiores en caso de apiñamiento.   Este método se realiza en una sola sesión.

Carillas de porcelana pura

Si el color y la forma de tus dientes son un problema más complejo, las carillas son una solución.  Éstas son láminas finas de porcelana que se adhieren a la superficie frontal del diente habiendo sido diseñadas en base a un estudio de la sonrisa del paciente. Esto permite lograr armonía, belleza y naturalidad y lo mejor de todo es que ¡también es rápido!​

Con las carillas se puede resolver el aspecto triangular de dientes, alargarlos, mejorar los bordes desgastados, o fracturas, eliminar leves malposiciones, mejorar el aspecto de la encía, remediar el mal aspecto que le dan a los dientes las antiguas curaciones, etc.

Alineamiento de dientes

Si las mal posiciones dentales o el apiñamiento no se pueden solucionar con carillas o con alineamiento estético tienes a tu disposición varias técnicas de ortodoncia:  con bracket tradicionales, brackets estéticos (que no se ven) o sin brackets (sí, sí es posible que nadie se de cuenta que tienes los aparatos puestos). Efectivamente, este tema es muy interesante y da mucho que conversar en cada caso, por lo que, si tienes alguna duda en particular que quieras resolver, gustosamente te asesoraremos si nos escribes.

Estos métodos están disponibles para ti, por lo que no debes dudar en probarlos. Todos son seguros y garantizan la mejora del aspecto de tus dientes.

En Dental Concept estamos para ayudarte a mejorar tu sonrisa. Si necesitas algún tipo de ayuda, puedes escribirnos tus dudas adicionales sobre estos métodos.